Eidética procede del griego, εἰδητικός eidētikós, y según el diccionario de la RAE significa “relativo a las ideas”, “que se refiere a la esencia”. En Teoría de la Imagen se denomina eidética a un tipo de imagen mental que, como el resto de ellas (hipnagógicas, oníricas, alucinatorias y ordinarias), no tiene soporte físico ni necesita la presencia de un estímulo físico para surgir (Villafañe, 1985). Para los psicólogos, es una variedad de imagen mnémica consistente en la representación mental de una experiencia sensorial previa, que conserva todas o la mayor parte de las propiedades de ese percepto y la persona puede evocar a voluntad (Belloch, 1995), también conocida como “memoria fotográfica”.